Teléfono: 971717394 | Email: pedidos@m31.net

¿Proyector o televisor? ¡Empieza el debate!


Cuando compramos o alquilamos un piso nuevo, o simplemente queremos cambiar la decoración un poco, nos surge una duda monumental:

¿proyector o televisor? ¿Cuál debemos escoger?

No hay duda de que la llegada de los Smart TV ha dado un vuelco en lo que a imagen y sonido del hogar se refiere. No dejan de llegar nuevos modelos vibrantes con cada vez más características que ofrecen una imagen sin igual. Esto no significa que los avances lleguen tan solo a los televisores, los proyectores también han sufrido cambios a pasos agigantados.

Ventajas de los proyectores

La inversión que realices en un proyector queda rentabilizada en poco tiempo y de por vida. O se estropean por lo que duran muchos años sin que tengas que hacerle reparación alguna, a no ser el cambio de lámpara. 

No ha duda de que contar con un proyector y una pantalla de proyección ofrece una espectacularidad que una tele por muy grande que sea, no tendrá jamás. 

Es una pena comprobar que el segmento de los proyectores se ha ido quedando estancado con el paso del tiempo y con la aparición de las nuevas tecnologías y demás en los Smart TVs. Es cierto que estas han aumentado en tamaño y han reducido su precio, por lo que se convierten en una opción muy atractiva para el usuario. Claro, para el usuario que quizá nunca ha conocido un proyector…

Proyector vs Tv, ¿quién gana?

Aunque las comparaciones son odiosas, en ocasiones son necesarias para tomar buenas decisiones. Aquí van algunas en relación a ambos productos:

Tamaño: No importa cuán grande sea una tele, nunca podrá alcanzar un tamaño como el de una pantalla de proyección. Si tienes un proyector medianamente decente, recibirás imágenes de alta calidad, incluso en 4K en más de 300 pulgadas en muchos casos. Algo impensable para el aparato de imagen tradicional.

Piensa que la calidad de la imagen de un proyector no solo la determina el aparato en sí, sino también la calidad y materiales de la pantalla de proyección. Si no escatimas en gasto, tu cine en casa está listo para usarse. 

Brillo: El proyector ofrece un brillo espectacular en la imagen, aunque para disfrutarlo al máximo es necesario estar a oscuras o no recibir ningún reflejo del exterior. No obstante, existen pantallas de proyección con rechazo de luz ambiental con las que se puede disfrutar de la imagen incluso en salas iluminadas. 

Resolución: Ambos aparatos quedan empatados en este punto ya que tanto en proyectores como en televisores podemos encontrar resoluciones 4K, aunque sí es cierto que el precio de los proyectores que ofrecen esta opción, es más elevado que el de una televisión con las mismas características. Aunque creemos que la espectacularidad bien merece la pena la diferencia.

Instalación: En este punto el televisor gana al proyector ya que se instala de forma más sencilla. Sin embargo, este es un asunto que solo se lleva a cabo una vez y por el que no merece la pena rechazar la idea de tener un proyector. 

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *