Teléfono: 971717394 | Email: pedidos@m31.net

Ventajas del cine en casa: consideraciones previas


Ventajas del cine en casa: consideraciones previas

Uno de los usos que ofrecen las pantallas de proyección es la posibilidad de montar nuestro propio cine en casa. Suena genial, ¿verdad? Los beneficios de embarcarse en la aventura de montar un cine en nuestro propio salón son muchos y de varias características, por eso en el artículo de hoy vamos a reflexionar sobre este uso de nuestra pantalla de proyección, teniendo en cuenta todas las consideraciones previas que debemos tener en cuenta si decidimos meternos de lleno en este proyecto. 

Para empezar, montar un cine en casa es más sencillo de lo que parece, pero aun así requiere de unos conocimientos previos que debemos tener en cuenta. En primer lugar, si hemos llegado hasta aquí es porque ya nos hemos decidido por comprar un proyector que emita la imagen en nuestra pantalla de proyección. Es una idea conveniente frente a la de comprar un televisor de gran diagonal, porque hoy en día la manera en la que estas pantallas están fabricadas alcanzan la resolución que obtenemos con los televisores sin problemas. La sensación de inmersión, de que la pantalla te envuelve y da un efecto de cine verdadero a la estancia se puede apreciar a través de dichas pantallas de proyección. Podrás reproducir la imagen a gran escala siempre y cuando dediques una pared del lugar donde vas a proyectar a tal fin. 

El uso del equipo está pensado, de manera doméstica, para que funcione como un home cinema o cine en casa. De esta manera, podemos reproducir películas, series, documentales o cualquier audiovisual de nuestro gusto, aunque cada vez es más la cantidad de personas que deciden también utilizar el proyector para todo aquello relacionado con el “mundo gamer”, los videojuegos o la proyección de grandes eventos deportivos. 

En este sentido, tenemos que tener en cuenta una consideración previa muy importante, y es que debemos dedicar una parte de nuestra sala al proyector, y debe ser un lugar donde poder regular la luz ambiental que este recibe. Tengamos en cuenta que es necesario que la habitación esté en semipenumbra a la hora de proyectar sobre la pantalla, que si bien se adapta bien a una alta exposición, necesita de unos mínimos de oscuridad para poder reproducir con mayor nitidez aquello que estemos proyectando.

Por este motivo, el uso de una pantalla de proyección en vez de la proyección directa sobre la pared soluciona muy bien el problema lumínico, porque los colores y las imágenes en movimiento aparecen captadas con un mayor realismo y no se necesita unas condiciones de oscuridad tan acusadas como en el caso de no contar con una. Además, la presencia de la pantalla hace que esta pueda ser móvil, de manera que podemos colocarla en cualquier lugar que no nos impida disfrutar de la parte de la sala que en principio dedicaríamos a la proyección. Con un simple gesto, guardaremos de nuevo nuestra pantalla y podemos seguir utilizando las paredes de manera normal. 

Si después de esto no te has convencido, nada lo hará: no lo pienses más y consúltanos sobre tu pantalla de proyección sin ningún compromiso, estaremos encantados de atenderte.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *